Nuestros Pueblos

PUEBLOS EN EL SUR DE SORIA

MEDINACELI

Medinaceli, ejemplo más que notorio de villa medieval, es probablemente uno de los municipios más bonitos y mejor conservados de la provincia. Remonta sus origines a la época romana de la que todavía conserva su Arco Romano de 3 arcos, único en España. Recorrer sus estrechas calles, su monumental plaza mayor o visitar las galerías de arte que hay en la villa son grandes reclamos para una visita obligada.

+info de Medinaceli
BERLANGA DE DUERO

Berlanga de Duero es un municipio de aspecto típicamente medieval, donde nos sorprenderá su impresionante castillo construido en el siglo XV del que aún se conserva gran parte, destancando la torre del homenaje o su muralla exterior; dicho recinto es visitable y nos permite conocer más en detalle la historia de esta tierra.

Además de su castillo, Berlanga cuenta con una colegiata del siglo XVI de espectaculares proporciones y un curioso “lagarto” disecado en una de sus paredes, varíos palacios, destacando la fachada del Palacio de los Marqueses de Berlanga así como numerosas casas porticadas por todo el centro histórico.

ALMAZÁN

El segundo mayor municipio de la provincia de Soria, con más de 6.000 habitantes, conserva aún importantes vestigios de su pasado como villa medieval, prueba de ello es su recinto amurallado, junto al río Duero, así como las puertas de Herreros, del Mercado y de la Villa que daban acceso a la ciudad y que todavía se conservan en muy buenas condiciones. Recorrer las pasarelas que bordean la muralla es sin duda el mejor de los comienzos para nuestra visita a Almazán.

+info de Almazán
RELLO

Es sin duda una de las joyas más desconocidas de la provincia. Su emplazamiento, enclavado sobre una peña sobre el río Escalote, y las vistas que desde alli se divisan, dotan a esta villa medieval de una singularidad especial.

Conserva  prácticamente la totalidad de su recinto amurallado así como dos puertas de acceso. En su interior el tiempo parece haberse detenido siglos atrás con rincones que nos transportan al medievo. De su castillo aún continua en pie la torre de homenaje y un aljibe. Destaca además, el rollo jurisdiccional del siglo XVI en hierro, símbolo de la localidad.

MORÓN DE ALMAZÁN

Morón de Almazán merece especial atención por su escondida y sorprendente Plaza Mayor. Nada hace sospechar al viajero que este pequeño pueblo cuenta con una de las plazas más bellas de la provincia.

Destaca la iglesia de Ntra Señora de la Asunción, del siglo XVI y su torre plateresca, el palacio de Los Mendoza, convertido hoy en el Museo Popular del Traje soriano y el antiguo Ayuntamiento, ambos de estilo renacentista.