Las márgenes del Duero son un lugar para disfrutar. Pasear por sus orillas, visitar algunos de los monumentos más relevantes de la ciudad como San Saturio o San Juan de Duero o tumbarse al Sol en sus múltiples praderas verdes. Existen 4 senderos que parten del Puente de Piedra y que recorren el Duero a su paso por Soria.

PASEO DE SAN PRUDENCIO

Partiendo del Puente de Piedra y caminando dirección sur, este paseo nos sorprenderá por una gran hilera de castaños custodiados por restos de la muralla medieval hasta llegar a la zona de recreo del “Soto Playa”, ideal para un picnic y disfrutar de una tarde de juegos.

Más allá, cruzaremos el Puente de Hierro del ferrocarril, actualmente en desuso y atravesaremos nuevas y verdes praderas con un interesante conjunto de esculturas. También nos encontraremos con el museo del Agua y el Ecocentro donde los más pequeños podrán conocer más sobre el ecosistema de la ribera y el uso del agua.

Finalmente, este paseo desemboca en el puente sobre San Saturio que nos dará acceso a la ermita. Antes de llegar al puente se puede tomar una bonita foto de todo el entorno con la ermita del santo al fondo.

PASEO DE SAN SATURIO

En el margen opuesto a San Prudencio. Este romántico paseo cruza bajo el arco del monasterio de San Polo y finaliza en la ermita de San Saturio. El poeta, Antonio Madchado dedicó varios de sus poemas a este paseo y sus álamos.

PASEO DE SAN JUAN DE DUERO

En dirección norte y junto al monasterio templario de San Juan de Duero, nace este camino que nos adentrará 3 kilometros a lo largo de la ribera del río, pasando por la antigua fábrica de harinas y con excelentes vistas de la ermita de El Mirón y los restos de la muralla.

PASEO DE LA MURALLA

En el margen opuesto al paseo de San Juan de Duero, este camino abierto en 2012 permite recorrer los pies de la muralla y adentrarse por la zona más rocosa de la ribera.

Tu opinión